fbpx
La thermomix de mi cuñada tiene más de 20 años. La antigua, no la nueva. La acabó cambiando porque la nueva tenía más funciones, y ella es una gran usuaria de la thermomix. Casi a diario. Una vez me dijo que cualquier día la thermomix le iba a hacer un corte de mangas y ya no iba a trabajar más, de lo explotada que estaba.
La Thermomix de mi cuñada
Pero lo cierto es que después de veinte años seguía funcionando como el primer día. En ese tiempo sólo se le rompió esa tapita transparente que lleva arriba del todo (después de caérsele varias veces al suelo). Llamó a la chica que se la había vendido, y le consiguió el repuesto, rápido y barato. Todo lo demás sigue funcionando como el primer día. La tiene guardada en una repisa, en el cuarto de la azotea. Por si acaso.
La famosa fiabilidad alemana no es sólo cuestión de Audi, Opel o Volkswagen. Hay muchas empresas alemanas que trabajan de la misma manera. Lo sé por KOHLER, seguro que los conoces. Tengo bastantes clientes (no uno ni dos, no sé cuantos, pero bastantes) que aún utilizan instrumentos KOHLER que compraron cuando hacían las prácticas de la carrera.

Es una marca de instrumental de fabricación y origen alemán con un nivel de calidad y modernidad en el tope de gama. Ofrece un catálogo de instrumentos dentales amplio y especializado con unos acabados impecables, y por ejemplo, en su línea de forceps ofrecen una garantía contra la corrosión de por vida.

forceps Kohler

Te he dado esta charla porque estamos en época de comprar sólo una vez y ahorrar en estas cosas. Como dato te diré que un buen fórceps de esta marca está en 94 euros. Así que haciendo números con lo que hay en el mercado de marcas de baja calidad, el resultado está claro.

Hace años, para este tipo de instrumental, trabajaba con más marcas diferentes. Hoy día, prefiero simplificarme la vida, ¿para que trabajar con otros, si ya tengo a los mejores? Si no tienes ningún instrumento de ellos, puedes descargar el catálogo desde la web, encargarme lo que quieras y hacer la prueba.

Dentro de 20 años me cuentas (o antes, si quieres).